10/08/201705:00:24

Núñez, hasta el final

Salvador Fernández Tiempo de política

Tiempo de política

10/08/201705:00:24

Con la participación del gobernador Arturo Núñez entre los oradores en la pasad reunión de los impulsores del Frente Amplio Democrático, aumentó la versión que podría ser nombrado presidente nacional del PRD o bien ser candidato a senador.
Ambas posibilidades implicaban la solicitud de licencia a más tardar en diciembre de este año, después de su V Informe de Gobierno.
Incluso ya se mencionaban a los posibles candidatos a sustituirlo en la recta final del sexenio, algo similar a lo que ocurrió con Enrique González Pedrero cuando lo suplió en el último año José María Peralta López.
Ayer durante la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, Núñez Jiménez agradeció “a muchos amigos, a muchos compañeros de partido, a algunos amigos periodistas e intelectuales de Tabasco y de la Ciudad de México, que me han dicho que me he ausentado de la política nacional y que mi voz podría concurrir con otras muchas voces en estos tiempos excepcionales que está viviendo la República”.
Sin embargo, salió al paso para las versiones y análisis bien intencionados y para quienes desde la oposición aprovecharían la oportunidad para denostar su administración.
En torno a su responsabilidad, precisó que “Arturo Núñez no se va de Tabasco hasta que cumpla el mandato que le otorgó el pueblo, el 31 de diciembre de 2018. Porque para eso me preparé, para servir a los tabasqueños, y no tengo cultura trepadora, no soy de los que llega un cargo y ya está pensando inmediatamente en el otro. Primero me quedo a demostrar para qué quise llegar a ese cargo, y en eso estoy”.
Enseguida, al afirmar que seguirá trabajando con todo su empeño y dedicación, canceló la especie de que la presidenta del DIF estatal, Marha Lilia López Aguilera, se postularía para candidata a senadora, al enfatizar que “debo decirles que tengo muchos aliados para que le entreguemos buenas cuentas a los tabasqueños, pero particularmente quiero mencionar a una, que bajo ninguna consideración tiene motivación política que no sea la de acompañarme a servir a los tabasqueños: mi esposa Martha Lilia
“Cualquier afirmación en el sentido de que mi esposa busca un cargo de elección popular, es una vil calumnia y provocación de quienes no tienen más capacidad de análisis que andar calumniando el trabajo social que hace la presidenta del DIF de Tabasco, qué es servir a los más vulnerables de Tabasco. A eso vino Martha Lilia”.
Solo hace un par de días comentábamos en este espacio que la tormenta anunciada sería una brisa ante las tempestades políticas y electorales por venir conforme se acerquen los comicios del 2018.
Por lo pronto, el huracán Franklin y los dos rumores que fueron desmentidos por el gobernador Arturo Núñez pasaron de largo sin hacer daño a Tabasco.

TIEMPO FUERA.- Ídolos de barro. Es una verdadera decepción nacional que liguen con el narcotráfico a Rafael Márquez, una leyenda del deporte mexicano. Un par de generaciones de jóvenes y niños crecieron con la admiración al segundo mejor jugador de la historia del futbol azteca, solo detrás de Hugo Sánchez.
La decepción es deportiva, social, económica para quienes tuvieron negocios con la ex estrella del Barcelona, pero sobre todo moral, porque ya no se puede creer ni en los deportistas que parecieran no tener necesidad alguna de lavar dinero mal habido.
De Julión solo es un artista más que se ve involucrado en estos menesteres. Lo grave es que el servicio de inteligencia del gobierno mexicano no lo tenía detectado o pecó de omisión. De otra suerte se habría cancelado su participación en el reciente recorrido por el cañón del Usumacinta al lado del gobernador chiapaneco Manuel Velasco y del presidente Enrique Peña. ¿Rodarán cabezas negligentes estatales y nacionales?