10/08/201705:00:36

La garrapata

Daniel Castro Jiménez Artículo

Artículo

10/08/201705:00:36

En días pasados, previo al fallecimiento del irreverente de Tepoztlán, circuló en un grupo de redes sociales la famosa caricatura que inmortalizó la portada del libro “Rius para principiantes”.
¿Nos dedicamos al trago o al periodismo?
Rius con ello ridiculizó la frase de élite que no cuajó en ninguna sala de redacción en el país: “Periodista que no toma, es como una flor sin aroma”. De ese tamaño la autocritica, que no dejó espacio para algún reclamo del poder político al autor.
Calzonzín y Chon, inmortalizados en el pueblo de San Garabato, es la imagen que representó toda una época no sólo de la caricatura, sino de la política a la mexicana.
En estos tiempos modernos de los “memes” en Internet, algunos con sentido humorístico pero sin crítica social, la partida de Eduardo del Río García “Rius” cierra toda una página en la historia del periodismo mexicano y de los eternos inconformes de la izquierda.
Alguna vez el genio de Michoacán llegó a pensar que con la llegada del PAN a Los Pinos había terminado con la “inspiración” de la caricatura en México, pero para buena fortuna de los moneros apareció Peña Nieto en el 2012.
De los “los supermachos” y “los agachados” sólo quedan recuerdos que generacionalmente marchan al olvido, por la aparición de “memes” que amenazan con desechar esta memoria colectiva.
Empero la sátira política a través de garabatos -pese a las virales concurrencias cibernéticas- se mantiene vigente en México y El Universal es un referente obligado.
Desde aquella primera edición en 1968 de “La Garrapata”, en la que surgió el reclamo social de los considerados mejores cuatro caricaturistas del país: Ángel Boligán, Helio Flores, Naranjo y Rius, las páginas de los principales diarios nacionales enmarcan sus editoriales con la sana manera de romper con el poder político.
La caricatura como sátira es pues un género periodístico técnico pero profesional. No cualquiera deja escuela.
“Soy maestro involuntario, yo no traté de hacer nunca una escuela con mi trabajo, ni Naranjo ni Helio Flores. Nos decían los tres mosqueteros de la izquierda”, expresó en su última entrevista Ricardo del Río.
El maestro era ateo, quizás se evaporó; pero deja un camino muy difícil de recorrer en este negocio del periodismo.

KYBALIÓN.-
No es fácil llegar a los 90 años (y no cualquiera), aun cuando en estos tiempos modernos hay abuelos desde los 40 .
“Los abuelos son parte esencial de las familias y el amor que dan influye en el desarrollo de sus integrantes. Por eso todos los días debemos apapacharlos y darles atenciones para que sepan que son tomados en cuenta”; manifestó la presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema DIF Tabasco, Martha Lilia López Aguilera, en el programa “Familia DIF, Nuestra Familia”.
La vida cotidiana en ocasiones nos hace insensibles con nuestros ancianos, por ello rescató la parte del contenido de la emisión radiofónica 151 en la que López Aguilera estuvo acompañada de Nicomedes de la Cruz Damas, gerontólogo del DIF estatal y de la psicóloga Dominga Yedra Ricárdez.
“El amor hacia nuestros abuelitos debe comenzar desde la niñez, regalándoles una sonrisa, acompañándoles y estando al pendiente de sus medicinas e impulsando una cultura del buen trato. Inculcar a niñas y niños el amor, respeto, comprensión y lealtad, son parte de los valores que debemos rescatar, ya que cuando la familia interactúa con estos conceptos se evita el aislamiento y la segregación de las personas de la tercera edad”.