20/04/201705:00:03

Delfinarios

Artículo

Lo bueno de tener parientes en todo el país y de las vacaciones de semana santa, es que se puede hablar de política, economía y hasta de Trump, en todos lados.

Caso especial de Ciudad Nezahualcóyotl, en el Estado de México, donde la parentela del reportero está más interesada en conocer si realmente en Tabasco, la figura de Andrés Manuel López Obrador, es la de “un gigante electoral” o se encarpeta en el solo “slogan” de la revolución de los pobres.

Sin embargo el quehacer reporteril no se va de vacaciones, ese se mantiene, hasta durmiendo. Y heme ahí, preguntando sobre las posibilidades reales de la candidata de Morena Delfina Gómez Álvarez, de poder ganar la gubernatura del estado de México. Neza es el municipio más violento del estado de México: “Aquí se votó por el PRD a la de a Wiwi y la llegada del Peje con Morena, no ha variado el esquema” advierte el interlocutor. En las últimas elecciones de 2015 Morena consiguió apenas una alcaldía, la de Texcoco, en contraste el grupo Atlacomulco controla 83 en poder del tricolor, 18 el PAN y 16 el PRD. De la candidata Delfina Gómez Alvarez, se dice que es una excelente persona, pero nada mas: “No es Delfina – dicen los primos- el PRI no compite ni con el “peje”, sino contra Higinio Martínez, el –llamado- “Cacique de Texcoco”. Pero como esa es otra historia, nos enfocamos a las tendencias electorales. La gente común, la de los mercados y las iglesias los domingos, tiene un visión más “conservadora” de la elección en el Estado de México. La candidata de Morena, lleva 20 años de maestra, apolítica al principio, ganó de la mano de Higinio Martínez – quien fue quien gobernó- la alcaldía de Texcoco. Lo que los mexiquenses ven con recelo, es que la candidata nunca se casó, ni tuvo hijos. Solo se sabe que le gustan los perros y la docencia. En una sociedad particularmente “cristiana” esto le resta votos. Una candidata sin familia en un estado conservador, es algo en el que ni yo había reparado. La carga política de la abanderada de Morena, lo representan también su inexperiencia al entregarle a sus aliados el control de los esquemas de seguridad en el municipio que gobernó y que llevaron a Texcoco a la tasa más alta de secuestros y narcotráfico más escandaloso en su historia, creciendo en cerca del 80 por ciento. En el terreno electoral también recibe señalamientos de haber plagiado el plan de gobierno ciudadano, presentado inicialmente por Teresa Castell, candidata independiente. Para los mexiquenses de Morena la elección del estado de México, solo se levanta cuando acude el “peje” a algún mitin, los recorridos ordinarios de la abanderada, son como en Tabasco, cuando en vez de AMLO, solo se presentaba Octavio Romero Oropeza. Ahí radica el comparativo que ya es muy conocido en la entidad: cuando el “peje” está en la boleta, se echa al hombro la vaca, el burro y los bueyes de mi compadre. Me quedé casi convencido, de que si Delfina gana la elección en el estado de México, sería un verdadero milagro electoral.

KYBALION.- Y a propósito de Morena, en la última “revuelta” interna del PRI, salieron a relucir los operativos que ex titulares de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) de gobiernos priistas, realizaron a favor de la movilización del “Peje” durante la firma del acuerdo de unidad nacional el pasado 19 de febrero. “El favor” fue solicitado personalmente por Adán Augusto López Hernández, quien abrió las puertas de ese partido de par en par al “salvador de la movilización”. Si la memoria no me falla, Aquiles Domínguez Cerino y Adrián Hernández Balboa, pasaron por esas administraciones en el pasado inmediato. Las aclaraciones públicas no tardarán en llegar, sino es que antes, se presentan “purificaciones amlovistas”.