Duelo en Nueva York tras ataque terrorista

El Universal
01/11/201701:00:42

Al menos ocho personas murieron y “más de una docena” resultaron heridas en un ataque en el centro de Nueva York que las autoridades no tardaron en calificar de “acto terrorista” y que despertó confusión y miedo en plena jornada de celebración de Halloween. Si bien al principio la policía respondió a un llamado por […]

Al menos ocho personas murieron y “más de una docena” resultaron heridas en un ataque en el centro de Nueva York que las autoridades no tardaron en calificar de “acto terrorista” y que despertó confusión y miedo en plena jornada de celebración de Halloween.

Si bien al principio la policía respondió a un llamado por tiroteo, el atentado siguió la misma táctica que últimamente se ha visto en varias ciudades de Europa: un vehículo embistiendo a peatones y, en este caso, también a ciclistas, en una calle concurrida de una gran ciudad, cercana a la zona del World Trade Center.

El comisario de la policía de Nueva York, James O’Neill, explicó que un joven de 29 años al que medios identificaron como Sayfullo Saipov, inmigrante de origen uzbeko que habría llegado a EU en 2010 y que según un conocido vivía en Nueva Jersey, invadió poco después de las 15:00 horas la ciclovía y la acera y atropelló a decenas de personas con una furgoneta blanca de alquiler de Home Depot, que circuló en dirección contraria por una calle muy transitada de la zona baja del oeste de Manhattan. El diario “The New York Times” señaló que el agresor dejó dos notas de lealtad al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Sólo el choque con un autobús escolar, varias cuadras más tarde, evitó una “masacre” mayor, dijo el jefe policial. Tras el impacto, el supuesto autor del ataque habría salido del vehículo alzando dos armas falsas, gritando en árabe. Algunos testigos y medios locales aseguraron que dijo “Alá es grande”, frase que suelen usar simpatizantes del EI. La policía de Nueva York le disparó en el abdomen, hiriéndolo sin abatirlo. Los testigos aseguraron haber escuchado “entre cinco y 10” disparos.

Tras la detención, fue trasladado de inmediato al hospital, donde fue operado. Según las primeras informaciones, no se teme por su vida y estuvo en todo momento consciente. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) se puso al mando de las pesquisas.

Seis de las víctimas murieron en el acto, dos más en el traslado a los hospitales. La Cancillería argentina dijo que hay ciudadanos de ese país entre las víctimas fatales. También habría una mujer belga. Según las autoridades, una decena de personas están heridas de gravedad. “Fue un acto de terror cobarde dirigido a civiles inocentes”, lamentó el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio. “Es una tragedia de magnitud enorme”, añadió O’Neill.

Todo apunta a que se trata de un ataque siguiendo la estrategia del “lobo solitario”; en ese sentido, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró que no hay “evidencia de un complot más amplio” que el vivido. “Es un dolor muy real”, confesó el gobernador quien, con la situación bajo control, instó a sus conciudadanos a “ser neoyorquinos y vivir la vida”. En ese sentido, todas las autoridades hicieron un llamado a volver a la normalidad lo antes posible. “No nos rendimos ante este tipo de acciones”, recordó De Blasio.

“No los vamos a dejar ganar”, añadió Cuomo, recordando el símbolo de “democracia y libertad” que representa Nueva York y que, en su visión, es exactamente lo contrario que quieren imponer los que la atacan.

En ese sentido, Nueva York mantuvo el desfile de las festividades de Halloween, uno de los más esperados por los estadounidense y celebrado al aire libre, en las calles. La policía reforzó la seguridad, a pesar de que ya no había una “amenaza” real.

El presidente Donald Trump prometió a través de Twitter que no permitirá que el “Estado Islámico vuelva, o entre, al país tras derrotarlos en Medio Oriente y en todas partes. Basta!”. También dijo que dio instrucciones para aumentar las medidas de su programa de “extremo escrutinio” a migrantes.

Antes de ese mensaje, Trump se había expresado más contenido, sin poner sobre la mesa el componente “terrorista” o “islamista”, algo sorprendente dada su tendencia a culparlos por todos los ataques en Europa. “Parece otro ataque de una persona muy enferma y demente. Las fuerzas de seguridad lo están siguiendo de cerca. ¡No en EU!”, escribió. El Departamento de Seguridad Nacional sólo habló de “aparente acto terrorista”.

Más tarde, externó vía Twitter sus condolencias, como había hecho ya la Casa Blanca en un comunicado. Otras personalidades de la administración, como la primera dama, Melania Trump, o el vicepresidente, Mike Pence, hicieron lo propio.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto. mostró a través de Twitter su apoyo a las víctimas. “Lamento los trágicos acontecimientos registrados esta tarde en #NuevaYork. @México expresa su solidaridad con el pueblo de #EUA”, escribió.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, tuiteó: “Transmito la emoción y solidaridad de Francia a Nueva York y EU. Nuestro combate por la libertad nos une más que nunca”. Fue el primer acto terrorista con víctimas en Nueva York desde el ataque a las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001.

El Dato

10 AÑOS llevaba viviendo en Estados Unidos Sayfullo Saipov, el hombre originario de Uzbekistán que embistió ayer con una furgoneta a ciclistas y peatones en Nueva York.

(Visited 16 times, 1 visits today)