Salvan a paciente con aneurisma gigante

Daniela Mayo
14/11/201701:00:44

El especialista Reynaldo Ramírez Chacón señaló que desde hace más de 10 años fue pionero en el sureste del país en la implementación de la Radiología Intervencionista

Mediante a la oportuna intervención de un equipo multidisciplinario del Hospital Regional de Alta Especialidad Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez, se atendió de forma exitosa un aneurisma cerebral gigante que presentó Víctor Alonso Pérez Sánchez, el cual ponía en peligro su vida.
El joven de 19 años, originario de Cárdenas, expuso que en 2015 empezó a registrar fuertes dolores de cabeza, los cuales llegaron a ser muy frecuentes. Al principio los médicos del municipio le dijeron que era un dolor de cabeza común; sin embargo un día llegó a su casa muy cansado después de las clases y decidió tomar una siesta, pero al despertar sintió que había perdido noción de la realidad.
“Me desperté con incertidumbre, no sabía que día era, estaba totalmente desubicado, no recordaba que había hecho ese día. Me levanté y salí a la sala donde estaban mis papás, y me sorprendió la hora porque eran casi las 6 de la tarde. Cuando les pregunté qué día era se sorprendieron y me sentí muy mal, porque no recordaba nada”, expuso.
Ante esta situación, relató, sus padres decidieron traerlo al Hospital Rovirosa, donde le realizaron una tomografía y le detectaron el aneurisma; posteriormente le realizaron una resonancia magnética para confirmar el diagnóstico, y su caso fue atendido por el radiólogo intervencionista Reynaldo Ramírez Chacón.
El especialista, quién desde hace más de 10 años fue pionero en el sureste del país en la implementación de la Radiología Intervencionista, explicó que los estudios permitieron confirmar que Víctor Alonso tenía un aneurisma congénito gigante.
Se decidió someter al paciente a tres procedimientos de radiología, para los cuales se contó con el apoyo invaluable del Sistema DIF Tabasco, que aportó el material, el cual es sumamente costoso.
“Hicimos el procedimiento en tres ocasiones, hasta que logramos sellar el aneurisma y afortunadamente aquí tenemos al paciente, quien está en perfectas condiciones por lo que le daremos de alta para que pueda reintegrarse a su vida normal”, manifestó Ramírez Chacón.
Así también, resaltó que una de las ventajas de la terapia endovascular y la radiología intervencionista es que son procedimientos de mínima invasión de muy alta especialidad, que permiten que el enfermo tenga una recuperación muy rápida y pueda reincorporarse a sus actividades cotidianas.
Por su parte Francisco Javier Gutiérrez Moreno, director del Hospital Rovirosa, resaltó que este tipo de procedimientos de alta especialidad son posibles gracias al profesionalismo del cuerpo médico y por el equipamiento que les ha otorgado la administración estatal, con el propósito de dar a la población servicios con mayor calidad y calidez.
Cabe mencionar que los aneurismas intracraneales continúan siendo una de las enfermedades más frecuentes y devastadoras; su incidencia se estima de 6 a 16 casos por cada 100 mil habitantes, siendo Japón y Finlandia los países donde más se ha reportado. Se determina que es de tipo gigante cuando su diámetro es mayor a los 2.5 centímetros y representan del 3 al 5 por ciento del número de este padecimiento.
A nivel mundial tienen un índice de mortalidad mayor a 50 por ciento, ya que quien lo padece muere por hemorragia cerebral; además es catalogado como una enfermedad muy rara, con una recuperación muy tardada.

(Visited 13 times, 1 visits today)