PND la incita a planear más alto

El Universal
11/11/201701:00:56

Cuando Natalia Botello supo que era una de las ganadoras del Premio Nacional de Deportes, comenzó a llorar sentada en una banca. Por segunda ocasión en su carrera, la esgrimista no pudo contener las lágrimas ante la sorpresa de ser reconocida como una de las mejores de su especialidad. “La primera vez fue cuando logré […]

Cuando Natalia Botello supo que era una de las ganadoras del Premio Nacional de Deportes, comenzó a llorar sentada en una banca. Por segunda ocasión en su carrera, la esgrimista no pudo contener las lágrimas ante la sorpresa de ser reconocida como una de las mejores de su especialidad.

“La primera vez fue cuando logré el oro en el Campeonato Mundial. No puedo creer que con 15 años y apenas cuatro dedicados a la esgrima haya conseguido tanto. Con alicientes como el Premio no puedo más que comprometerme a buscar una buena actuación en los Juegos Olímpicos de la Juventud y buscar un lugar para los Centroamericanos el próximo año”, dijo la adolescente.

Natalia fue premiada en la modalidad de deporte no profesional, tras lograr el mejor resultado en la historia para su disciplina. “Tengo sensaciones en todo el cuerpo, porque finalmente se reconoce todo mi esfuerzo y el del equipo que me respalda en mis entrenamientos”.

La primera persona que se enteró sobre su galardón fue su mamá; después, le contó a su entrenador y a sus amigos. “Estaban en shock cuando les leí la noticia, todos lloramos porque además, los últimos años han sido de buenos logros para un deporte que antes no recibía tanta atención mediática”, consideró.

La temporada 2017 aún no culmina para la joven esgrimista, quien tendrá que cumplir con algunos compromisos internacionales las próximas semanas. “Todavía voy a participar en una Copa del Mundo Juvenil y en un Grand Prix en Cancún; espero obtener buenos resultados para que este sea uno de los mejores años de mi carrera”. Botello es considerada una de las cartas fuertes para los Olímpicos de la Juventud, que se llevarán a cabo en Buenos Aires.